jueves, 3 de julio de 2008

Experiencia inolvidable

Bueno ayer fue un día de los que no se olvidan facilmente. Un año más tuvimos la suerte de asistir como invitados, de Carles Marín, a la Gala de la Academia de la Televisión. El día apuntaba muy bien.

A las 6 de la tarde Carlos me recogió en mi casa y nos pusimos rumbo a Ciudad de la Imagen. Allí nos esperaba un autobús que nos trasladaría finalmente al Gran Casino de Aranjuez. Cuando llegamos, pasamos por la alfombre roja. Entonces ya nos sentimos como auténticos profesionales del medio. Yo enseguida me pregunté porque nos sacaban tantas fotos, sino eramos nadie, sólo unos simples estudiantes.

Ya en el Hall notamos donde estabamos. Pronto nos trasladaron a la sala donde iba a trascurrir la Gala. Allí nos sentaron en una mesa de un académico. Pero pronto llegó Carles y nos cambió a la mesa de los presentadores de informativos. Tal y como dijo Carles: fue el sueño de la noche.
La Gala transcurrió entre la entrega de los premios a los ganadores. Yo al final tuve que volver a mi antiguo sitio, pero me daba igual estaba super contento.

Al fin de la ceremonia, era el momento del coctel. Bebimos, comimos y sobre todo disfrutamos del ambiente en el que nos encontrabamos. Sólo una pequeña anecdota. En un momento, Carlos se perdió y después de tanto buscarlos lo encontré comiendo paella con Carmen Sevilla. Momento inborrable de mi memoria.

Bueno después de una noche de perfecta rodeados de profesionales de la Televisión sólo puedo decir que ha sido una nueva experiencia.

Gracias Carles.

M. Vérez

1 comentario:

Carlos Alcañiz dijo...

jajajajajja. momentazo el de carmen sevilla. jajaja. Qué grande!

Envía el post a un amigo