martes, 29 de abril de 2008

Tan natural como en Fama


Hoy, un día más tuvimos la oportunidad de tener una charla en clase con las que aprender de grandes profesionales del mundo de la comunicación. Carles Marín, nuestro profesor de Introducción del Periodismo Audiovisual, nos trajo a Paula Vázquez, presentadora actual de Fama ¡A bailar!. Nada más verla entrar en el aulario dije una sola palabra: “Impresionante. Una tía cañón en todos los sentidos.

Bueno vamos a lo interesante.

Lo primero que nos dijo fue que la perdonáramos por el cansancio que llevaba encima, ya que anoche acabo Fama a las tantas de la noche con la posterior fiesta. Nos comentó como en un principio se pensaba que iba a ser el formato. El concurso en un principio estaba ideado para que durara unos 60 minutos diarios y dos meses como mucho de duración. Pero debido a la buena audiencia que fue cosechando el formato con el paso de las semanas la cadena de Tres Cantos decidió ampliar el tiempo en su franja horaria y a la vez alargarlo hasta cuatro meses. Por ello, el programa pasó de 60 minutos a casi dos horas y media diarias. Gracias a la aceptación del concurso por parte de la audiencia juvenil, consiguieron según afirmó la presentadora, acabar con el Tomate. Paula aseguró que el éxito cosechado por el formato se debe a que había un tipo de audiencia que estaba olvidado por las cadenas españolas y con la aparición de las nuevas cadenas nacionales ha habido una mayor diversificación de la audiencia. También quiso hacer diferenciaciones entre otros realities como La selva de los famosos, presentado por ella misma, que según palabras de la presentadora es el programa que más le ha marcado hasta el momento. Afirmó en varias ocasiones que lo que se buscaba con Fama era dar mayor importancia al trabajo de los alumnos y dejar en un segundo plano o incluso obviarlo los temas personales de los chavales.

Nos comentó que el buen funcionamiento de este tipo de programas se debe al gran equipo técnico que tienen detrás. En Fama, por ejemplo, comenzaron siendo menos de 100 personas pero con la ampliación del concurso terminaron siendo cerca de 200 personas que trabajaban día y noche para sacar adelante el formato. Al igual pasaba en la Selva de los Famosos, en la que trabajaban dos equipos (Uno en la selva y otro en Madrid).

Si hay que destacar algo de Paula es la naturalidad, espontaneidad y la sencillez que mostró durante todo el tiempo. Creo que es una de las presentadoras que trabaja y evoluciona más hasta el momento y se mostraba tan sencilla como cualquiera de los que estábamos allí.

Hay que resaltar las esperanzas que nos dio durante todo el momento. Según afirmó lo más importante es ser persistente y luchar por lo que queramos ser en la vida, sin darnos por vencido tan fácilmente. También contestó a la pregunta de un alumno, cuando este le preguntó por la buena imagen que debe tener un presentador, ella no negó la gran importancia de cuidar el aspecto. Pero afirmó que lo más importante es cuidarse, demostrar de lo que vales y trabajar mucho.

Bueno otras vez más una autentica experiencia con la que aprender. Gracias de nuevo a Carles por traernos profesionales de la talla de Paula.


M. Vérez

3 comentarios:

-laurisilva- dijo...

Pues la verdad es que tienen un profesor preocupado por traer a gente que ha demostrado su valía en televisión y que de algún modo son un buen ejemplo. ¡Qué suerte!

Y por otro lado, Miguel, sigue así.

Domingo Martín dijo...

Hola Miguel, qué tal? Gracias por encontrarme y ya ves que esto es recíproco. Soy yo el que ahora te empezará a leer a tí.
Un abrazo y a ver si nos vemos por el Zoco Negro o la Avenida.

Carlos Alcañiz dijo...

qué bien nos lo pasamos con Paula. mira que estaba maja de ver la chica, eh? jeje