viernes, 27 de noviembre de 2009

Estirando la historia para mantener la audiencia y viceversa

La última noticia de Sin tetas no hay paraíso es que la serie continúa una temporada más, pero pierde a su segunda protagonista. Y es que Amaia Salamanca abandona la producción española para centrarse en el teatro. Su nueva faceta sobre las tablas la convierte en La Marquesa de O. Esto la ha hecho pensarse si se encuentra aún cómoda en el mundo de la televisión o prefiere abrir mundo a otros horizontes.

Aunque en estás tres temporadas ha perdido - por muerte programada o por abandono- a "El Duque" y a "Cata", la cadena de Fuencarral ha decidido continuar con una de sus series de más éxito en los últimos años. Ahora me pregunto ¿Continuará con la aceptación por parte del público en su cuarta temporada? ¿Qué giro realizaran ahora los guionistas?

Eso sólo lo podremos conocer cuando se estrene dicha temporada. Pero, esta no es la única serie que ha continuado con su emisión con nuevos actores. Un claro ejemplo fue Compañeros, que tuvo que cambiar de estudiantes, debido a que ya no podían continuar con 25 años en el colegio. Todos recordamos a Kimi y a Valle que aparentaban tener más de 30 años y aún no acababan la época escolar.

Pero no fue la única, ¿Quién no se acuerda de los años de Al Salir de Clase? Esto hizo que durante todos estos años pasarán por el Instituto 7 Robles actores y actrices que se han consolidado en la pequeña pantalla y se han convertido en auténticas estrellas. Entre ellos, Elsa Pataky, Pilar López de Ayala y Rodolfo ancho entre otros.

En cambio, no son la únicas. Más reciente aún, es el estiramiento que se realizó a Yo Soy Bea. Tras finalizar, la transformación del patito fea, Ruth Mendez y Alejandro Tous decidieron continuar sus carreras fuera de la serie que les dio el éxito. Una vez casados se terminó la historia original de este formato suramericano. Pero, Telecinco decidió continuar con la telenovela. Esta vez su protagonista no era una chica fea y con pocos recursos, sino todo lo contrario. Patricia Montera, la nueva BE, se convirtió en la flamante protagonista de una serie que no dejó de dar tumbos de una trama a otra.

Ahora me vuelvo a preguntar. Es necesario, mantener un formato sea como sea. O terminada una trama se debe terminar finalizar su historia en la pequeña pantalla.

M. Vérez

2 comentarios:

Carlos García-Alcañiz Mena dijo...

Arriba Amaia Salamanca. Además de estar muy bien la chica, a mí me encanta verla actuar. Espero y deseo que tenga mucho éxito en el teatro y en proyectos venideros. Pero también se lo deseo a Yon González, Michelle Jenner, Ana de Armas o María Polvorosa. Son todos unos cracks!

-laurisilva- dijo...

Me parece bien que los actores busquen su propio crecimiento profesional fuera de la televisión. Esta actriz en concreto ha sido fácilmente encasillada por el éxito de la serie, pero sin duda también se merece abrirse paso en el teatro, que para mí es donde se aprecia mucho mejor la valía de un actor.

Todos los casos de series que pones me parecen ejemplos claros de lo que comentas, "estirando la historia", pero no creo en ningún caso que se mantenga la audiencia, porque una vez que cambian los actores, una serie no es lo mismo. En contadas ocasiones puede ocurrir que continúe teniendo éxito, pero sin duda el público seguirá añorando las viejas caras y se cansará pronto. Lo digo desde mi experiencia como telespectadora.

Así que, después de estas parrafadas, sólo me queda decir que no estoy de acuerdo en que se alargue la vida de un producto que tuvo éxito en un principio y durante un tiempo, con unas tramas sin sentido y porque a la larga terminará perdiendo calidad. Yo apuesto por los guionistas y creadores de series, que saben cuándo se ha acabado su ciclo y las dan por concluidas sabiamente.

Un saludo.